Inscríbete en el boletín de noticias

Inscríbete en el boletín de noticias de Stellantis Communications y mantente informado de todas las novedades

19 ago. 2021

Herencia Citroën: el mítico “Visa”

Dentro del programa HERENCIA CITROËN, CITROËN Argentina recorre los principales modelos clásicos de la marca y los atributos más destacados de cada uno de ellos que pudieron disfrutar los clientes en nuestro país y el mundo. En esta cuarta ocasión, recorreremos el CITROËN VISA: “del hocico de cerdo a los Rally”.

Herencia Citroën: el mítico “Visa”

CITROËN cuenta con una rica historia de más de 100 años en el mundo con destacados modelos e innovaciones tecnológicas muy dignos de contar. CITROËN Argentina con ese objetivo creó el programa HERENCIA CITROËN. Y en este cuarto capítulo, es el turno del CITROËN VISA, que tuvo la difícil tarea de suceder al Dyane y al Ami 8, otros dos grandes éxitos de la marca en Argentina y el Mundo.

El CITROËN VISA, una pequeña berlina innovadora (derivada del Proyecto Y2) se presentó en 1978 en el Salón de Paris, y se fabricó hasta el año 1988 alcanzando el 1.259.390 de unidades. Y encontró inmediatamente su mercado entre el LN y el GS de la marca.

Este modelo sorprendió de muchas maneras. En primer lugar, a través de sus motores. Una variante de 652 cm3 del bicilíndrico, motorizaciones de 4 cilindros y hasta una versión diésel fabricada en España. Además, se destacó por su equipamiento inusual en su categoría ya que contaba por ejemplo con un solo limpiaparabrisas delantero, mandos bajo el volante, encendido integral electrónico, un paragolpes de plástico y medidores cuadrados muy innovadores, similares a los de una motocicleta.

Pero sobre todo, se destacó por su perfil delantero de “hocico de cerdo” de la versión inicial. En 1981, el VISA II apareció con un frontal más suave y marcó el comienzo de una serie de evoluciones como el nuevo mando de control en 1984.

El VISA también contó con diversas “series especiales”, modelos con la carrocería modificada (convertible y camioneta C15) y numerosas versiones deportivas (Super X, GT, GTi, etc) y modelos de competición (Trophée, 1000 Pistes, Chrono, etc) que le otorgaron por ejemplo grandes victorias en diferentes rallys del mundo. El VISA demostró ser la elección ganadora que abrió el camino al AX en 1987-1988.

Inscríbete en el boletín de noticias.

INSCRÍBETE AHORA